Jugar al Cuadrado: páginas

lunes, 19 de marzo de 2012

MÖLKKY: los bolos que vinieron del frio



Finlandia...¡que lejos, que frio!...Y...¿qué hay en Finlandia, en esos paisajes helados? ¿Qué ha dado al mundo? A ver..., Sibelius, el gran compositor de música culta (una de sus obras más importantes se llama...«Finlandia» ¡que casualidad!) los atletas Paavo Nurmi y Lasse Viren; el grupo Lordi (sorprendentes ganadores de Eurovisión, con su estética demoniaca); un mal rollo con la URSS durante la II Guerra Mundial; una posición destacada en el informe PISA de educación; ¡y el Mölkky!

El Mölkky es un juego de habilidad para jugar en exteriores. Un juego de estilo bolos, en el que los jugadores deben derribar unos moñoños de madera, númerados del 1 al 12, lanzando un palo cilíndrico. Al derribar el/los bolos, estos deben levantarse en el sitio donde han caido, de forma que los bolos, que inicialmente empiezan juntos, se van separando. Si se derriba un solo bolo, el jugador se anota los puntos que marca ese bolo. Si se derriban más de uno en una tirada, entonces cada uno de los bolos unicamente vale 1 punto. El primer jugador que alcance los 50 puntos justos se alza con la victoria. Pero si en un lanzamiento gana tantos puntos como para sobrepasar los 50 puntos, entonces se le penaliza restando al total 25 puntos, y debe volver a intentar alcanzar los 50.



A medida que los bolos se van quedando separados, es más fácil ir a buscar derribar el bolo que necesites según la puntuación que más te interesa, lo que hace que además de la habilidad en acertar tengamos un componente estratégico. El hecho de tener que sumar y restar convierten al Mölkky en un interesante vehículo para practicar operaciones matemáticas con niños. Si tienes frio, deja de tiritar y entra en calor con una buena partida de Mölkky.

3 comentarios: